Mi?rcoles, 15 de agosto de 2007



?? Maldito seas, amor, que me asesinas !!
?? Que se ti?an de muerte las aceras !!
?? Poned luto a las nubes !!
?? Convi?rtanse los d?as en un sepulcro !!

****

Cuando en la medianoche
resuene por las callejuelas
los sones de un orquestina
con m?sica maravillosa
y grandes voces,
si entonces tu suerte declina
y los planes de tu vida yerran,
no llores vanamente.

Como hombre preparado
desde siempre y, s?lo entonces,
abre tu coraz?n ajado
y como un valiente,
d? adios a tu amada
que se aleja impasible.
No te enga?es,
no te aferres a ?se sue?o,
no aceptes vanas esperanzas.

Ac?rcate con paso firme
a la ventana
y escucha con emoci?n,
como ?ltimo placer,
los maravillosos sones
de la serenata misteriosa
y d? adi?s a la amada
que pierdes para siempre.

****

Es menester que cumplamos
el aprendizaje del dolor
aunque sea entre risas fingidas.
y acaso sea ?ste del luto
en todas las cosas humanas
lo cu?l es como decir
el humano desprop?sito.
?Qu? otra cosa es ?sta carga
que hoy lloro por ti?

Te?imos con colores de tiniebla
los diamantes que atesora la memoria,
y ya no s? si la memoria es un bien
que nos ayuda a sobrevivir
o una estratagema forjada
por nuestra propia debilidad.

? Que ella convierta en pl?cido recuerdo
lo que fue el alboroto de la pasi?n!
Pues vivir viendo brillar
nuestros diamantes, d?a tras d?a,
a?o tras a?o, ser?a muerte peor,
por repetida.

?Porqu? malgastamos
aquellos instantes del pasado?
Seguro es que nos arrepentiremos
del tiempo que dejamos escapar.

Tiempo es un dios menor
que concede plazos
y el que nos da para el amor,
debe cumplirse de inmediato
ante la espera inexorable
del imperio del olvido.

Puedo quedar encerrado en mi llanto
durante los a?os
que dure ?sta enfermedad.
Puedo morir en vida,
pero esto no ser?a luto
sino resignaci?n:
? el ?nico sentimiento
que jam?s me permitir?a!.

No intentar? adelantar
los decretos del tiempo
pues s? que ?ste tiene su l?gica,
pero guardar? el dolor para mis noches.

Los d?as est?n llenos de actividades
que el mundo supone a mi grandeza.
Consagrar? mis ocios al estudio y a la lectura,
como no se ha hecho jam?s.
Tomar? las grandes verdades de la vida
para desentra?arlas hasta sus or?genes
y ser? tanta mi actividad
que nadie podr? sospechar que sufro.

****

Retazos de amor dispersos
de todo cuanto el tiempo
arrastr? sin remedio
hacia los yermos del olvido.
Retazos de amor dispersos
que al cerrar los ojos,
al apretarlos con todas las fuerzas
de un recuerdo imborrable,
me trasporta de nuevo al sue?o perdido.

Con un dolor inmenso y angustioso
se tambalea mi existencia
en su camino hacia el olvido,
mientras incansables,
me miran tus ojos profundos,
me besan tus labios ardientes
y me acaricia tu piel suave,
disfrut?ndote entera, casi real,
entregando tu majestad
a los c?lidos rayos
del primer sol de la ma?ana.

A s?, en tu voz,
vuelve a aparecer
la coqueter?a de un ave del para?so
que me enloquece.

Ni tu cuerpo ni el m?o,
gozan de ?stos encuentros.
Nuestros cerebros est?n
demasiado acostumbrados a la agon?a.
Adem?s, quiero que mi vida transcurra
sin tener que morirme a cada instante
y para ello s?lo hay un medio,
alejar el amor de mis caminos.

Cada uno no puede ser m?s de lo que es
al margen del sue?o imposible que lo gu?a.
Mientras, con el alma partida,
espero en luto de amor,
que el tiempo me concede,
hasta que bajes de mi sue?o
o muera yo para siempre.


Tags: Poesia y literatura

Publicado por elderbi1954 @ 19:28
Comentarios (1)  | Enviar
Comentarios
Publicado por elderbi1954
Mi?rcoles, 15 de agosto de 2007 | 19:39
La pasi?n y el dolor se mezclan en el coraz?n de Marco Antonio, abocado a una ruptura inevitable e insufrible con su amor sagrado, Cleopatra. ?Es tremenda su angustia!...Esta historia se repite inexorablemente, alguna vez, cada d?a que amanece.