Lunes, 01 de febrero de 2010





...qu? fr?as traes las manos

y turbia la mirada

desde tus cuencas profundas.

?

...qu? infelizmente desdibujada

la sonrisa c?nica de tu cara.

?

...qu? amplia tu capa negra

abierta y maldita sobre la espalda,

borrando con su sombra mi esperanza.

?

...qu? bruscos los cascos de tu doncel

buscando destrozarme la vida,

rabioso, implacable y cruel.

?

Dama de los horizontes malditos...

En esta hora de soledad inmensa

no quieras regalarme tu compa??a,

cortesana de mis miedos infinitos,

permite, por una sola vez, que sea yo

quien determine el momento preciso

en que se me trague la tierra,

por ?se siniestro hueco negro

-como si tu boca negra fuera-

para descansar los maltrechos huesos

y, por fin, volver al polvo inefable

del que jam?s deb? haber salido.


Publicado por elderbi1954 @ 18:26
Comentarios (1)  | Enviar
Comentarios
Publicado por Loren Puigcalet -Murcia-
Lunes, 01 de febrero de 2010 | 19:19
Pienso que vd.es un excelente poeta, pero advierto que tambi?n es un poco controvertido y de ah? quiz?s que tenga tantos detractores. O gusta mucho o nada, no tiene punto intermedio. Le animo a seguir escribiendo y sobre todo sea fiel a sus sentimientos porque ah? radica la fuerza de su poes?a.