Domingo, 20 de enero de 2008

Abandon? la tristeza.
Me fui por las aguas del tiempo.
Quise beberme el futuro
de un solo golpe.
Apenas tard? un instante
en volver a las sombras de la vida
que me esperaba pacientemente.

Si pudiese tener a mano
lo que quisiera,
despu?s de haberlo probado,
tomar?a de nuevo ?sa copa
y me quedar?a all? para siempre.

Contigo y conmigo jugar?a a los dados
buscando el siete.
Con el blanco y el negro
inventar?a colores nuevos.

Sentado en el umbral de la noche,
esperar?a que se abriesen
los jazmines de tus ojos.
Convertido en r?faga de luna,
me colar?a entre tus labios
para habitar con los besos.

Abrir?a mis alas endurecidas
para remojarlas con tus l?grimas
y yo me ahogar?a en las m?as
porque la melancol?a rumorosa
de nuestro amor, me duele tanto
que ni con so?arlo siquiera
se me alegra la existencia.

No puedo esperar
las soluciones de mi palabra,
ni de quien puso la piedra
en su provecho,
ni de la sangre mordida
por la distancia.
Mi espiga est? intacta
pero el tiempo corre
y temo que se seque


Cuando se me secan los ojos,
me sudan las manos,
se me agota el alfabeto
y las ra?ces de la lengua.
Se erizan mis pelos,
la voz me sale ronca, cuando sale,
y se derrama el serr?n de mis adentros
como un pelele podrido.
Cuando de ser hombre me canso,
tomo tu retrato y me voy contigo

Me pego a tu imagen
para re?rme junto a ti
y mirar a donde t? miras,
brillar como t? brillas.

Si fuera posible
que la dorada siega del olvido
me curase la ausencia del amor,
volver?a a llover como siempre,
con sus noches amargas.
Los huecos pasos de mi vida
retumbar?an nuevamente
por los callejones de mi coraz?n.

Cuando duele el amor
deber?a existir un remedio instant?neo,
porque la amargura que se sufre
cuando no se tiene a mano,
es m?s fuerte que el dolor
como nunca imaginado.

Aqu? termina de pudrirse
el ?ltimo beso que me regalastes

y, encima, las agujas
inexorables del reloj
me van marcando, implacables,
las y pico en punto
que es cuando toca
besarte de nuevo,
pero como no est?s
entre mis brazos,
empieza a dolerme el amor
y no puedo soportarlo.

Ahora, en ?ste momento
voy a brindar con mi sombra
para que tus recuerdos
me alivien el coraz?n maltrecho,
hasta que llegue la hora
exacta de tu cuerpo.


Tags: Poesía y literartura

Publicado por elderbi1954 @ 20:34
Comentarios (3)  | Enviar
S?bado, 05 de enero de 2008

Esta distancia que me ahoga,
tan terrible que me devora
me consume y atormenta...

tanto silencio desmesurado
sin l?grimas ni pecado,
sin cuerpo ni presencia,
sin calor, ni fecha, ni hora,
ni forma, ni estado...

Este silencio adormecido
esperando el comp?s sonoro
del vah?do enamorado,
el beso instant?neo,
la dulzura de tu piel,
mis pasos mal contados
porque se rompi? tu tac?n
cuando te as?as a mi lado...

tanta destreza uniforme
y las leyendas del destino
que ni t? ni yo cre?mos
pero siempre nos marcaron.
Cuanto tiempo perdido
en comprender los poemas
que otros escribieron
cuando nuestras vidas
ya, de por s?,
son versos inauditos.

Sufro, lloro, grito y pierdo,
hasta la lengua me muerdo
porque te a?oro
y desde?o, deploro,
bebo mis agon?as,
te adoro,
me doy plazos y venzo,
sin remedio, sin comedia
sin aplausos ni decoro.

Ense?o mis verg?enzas
con las manos abiertas,
con mi cama desierta
y tus recuerdos de adorno.

Miro el horizonte y no te veo,
me miro por dentro
y tampoco me veo,
te miro a los ojos...
?d?nde est?n?, tan lejos,
tan de cuando en cuando,
tan inciertos que ni me acuerdo.

Este tormento insospechado
me quema el pecho,
los sue?os y el derecho
de vivir enamorado.
? Que terrible semblanza
de media existencia !

Venturosa la amargura
que mi sed consuela
porque, aunque decirlo me duela,
es la ?nica cura
de mis noches en vela
y adem?s de ser una locura
es la verdad segura
que marca y flagela.

? Porqu? no se rompen las ataduras,
los goznes, las correas,
los grilletes, las candelas,
el insomnio, los recuerdos,
las alambradas, los azulejos
las albercas, los retratos,
los misterios, las miserias
los muertos y los vivos?

? Porqu? no vives conmigo?
?Te doy miedo?

Yo me doy miedo y me aguanto,
t?, te das miedo y te reservas,
esperando el final de la partida.
Ambos sabemos que no es vida
caminar con pasos inciertos
pero en ?sta hora de la corrida
m?s vale toro vivo que muerto
y mejor sol que neblina
que renco, que tuerto
a paisaje de vitrina.

Cuando te beso, respiras,
si te abrazo me acaricias,
mis lamentos son tu enojo
y las sombras un episodio,
cada susurro una sonrisa
y cada sue?o un antojo.

? Te da miedo
enamorarte de nuevo?

?Tienes verg?enza de lo cierto?
?Toma mi mano,
mi alma, mi cuerpo,
mis a?os, mi aliento,
tantos silencios
y tiempos muertos!
? D?te la vuelta, toca,
desc?breme de nuevo
que sigo vivo para tus huesos!

Tanta distancia me ahoga,
esclaviza mis adentros
y me deja sin remedios.

Puedo dec?rtelo m?s alto,
m?s fuerte y concreto
pero siempre sonar? igual
que si te lo dijera en silencio.

Te quiero porque te quiero
y no me preguntes porqu?
ya que me pasa lo que a ti,
no logro entenderlo.

?Ay, si la distancia
fuese como el tiempo!
...tan lejos pero tan cerca.


Tags: Poesia y literatura

Publicado por elderbi1954 @ 1:05
Comentarios (0)  | Enviar