Domingo, 17 de junio de 2007
Quebrada qued? tu cintura,
dolorosamente abierta la herida.
Bendita sea tu suerte
que a la muerte
le ganastes una vida.

...y en el llanto silencioso,
trag?ndote sola la parida,
viste, at?nita, la flor nacida
de la caricia y el beso,
para siempre glorioso,
victoriosa y bendecida.

Quede inmnortal tu voz,
alimentadora del silencio,
el tuyo y el de tu dolor
porque no hay m?s grande honor
que dar la vida sin precio
y no ponerle precio al amor.

Sergio, la nueva rama de mi ?rbol.

Tags: Poesía, Literatura, Artículos

Publicado por elderbi1954 @ 19:19
Comentarios (1)  | Enviar
Comentarios
Publicado por elderbi1954
Domingo, 17 de junio de 2007 | 19:22
A mi hija Inma, cuando me hizo abuelo por primera vez.
14-Agosto-2006